Los beneficios de escuchar música

Cada vez que ponemos los dibujos de “David el Gnomo” a mi hija Clara de ahora casi 3 años y medio, y empieza a sonar la canción “Soy un gnomo y aquí en el bosque soy feliz…”, pero sobre todo cuando empieza la parte “…evitando a los enemigos, a los trolls y a las mofetas…”, no puedo evitar que me asome una lágrima cuando mi mente evoca recuerdos de cuando yo misma veía esos dibujos y escuchaba esa misma canción en la tele, allá por los 80 en casa de mis padres, y de nuevo con los ojos y el corazón de aquella niña vuelvo a ver, como si estuviera realmente allí, el salón y la cocina de la casa tal y como estaban en esa época, y a sentirme de nuevo la niña que era, pequeña e indefensa, pero feliz, al resguardo de mis padres.

Es el poder (¿podríamos llamarlo magia?) que tiene la música, el de llevarnos tantas y tantas veces de vuelta a momentos ya vividos.

Como me encanta la música, he estado haciendo labor de investigación sobre todos los beneficios que genera escucharla y por qué, y aunque de manera resumida, aquí lo comparto con vosotros:

Escuchar música es intrínseco a todas las culturas, tiene beneficios tanto en niños como adultos, es una de las pocas actividades que implican el uso de todo el cerebro y sus efectos se pueden observar tanto a nivel cerebral, como social y de comportamiento.

Estos beneficios se dan gracias a la profunda estimulación a nivel cerebral que provoca cada una de las ondas musicales, independientemente de los gustos de cada persona.

Es una forma efectiva de mejorar la felicidad, particularmente cuando se combina con la intención de ser feliz.

Científicamente hablando:

Escuchar música favorece la producción de endorfinas, que actúan como analgésicos naturales y que ayudan a disminuir el dolor generando sensación de bienestar.

Disfrutar de la música fomenta la liberación de dopamina en el cerebro, responsable de causar la sensación de placer y satisfacción, y que está ligada a la motivación, fomentando el aprendizaje y mejorando la memoria.

La música reduce nuestros niveles de cortisol, que es la hormona relacionada con el estrés y la ansiedad.

Aumenta el rendimiento del ejercicio. Al realizar ejercicio mientras se escucha música, desviamos nuestra atención y olvidamos la sensación de cansancio, fatiga o aburrimiento.

Al escuchar música se activa un gran espectro de componentes cerebrales, desde el cerebelo, la amígdala o zonas corticales superiores, dejando clara la profunda relación entre la música, las emociones, el movimiento y la creatividad.

Con respecto a la memoria, cuando escuchamos una canción o melodía que conocemos, se evocan recuerdos autobiográficos, porque se activa un área concreta del cerebro en el córtex prefrontal medial. Y gracias a este descubrimiento, se ha podido trabajar para que, a través de la música, se pueda ayudar a las personas con Alzheimer a recuperar sus recuerdos positivos.

Me encanta la música.

Fuentes:

https://mejorconsalud.com/beneficios-de-escuchar-musica-para-la-salud/
http://eldiariony.com/2014/04/15/diez-beneficios-de-la-musica-para-tu-salud/
http://laboratoriodemusica.com/los-10-beneficios-de-la-musica/
http://cenitpsicologos.com/puede-ser-la-musica-un-instrumento-fundamental-en-la-evocacion-de-recuerdos/
http://laboticadelamusica.wixsite.com/blog/single-post/2015/01/07/LOS-BENEFICIOS-DE-LA-M%C3%9ASICA-EN-LOS-ENFERMOS-DE-ALZHEIMER